Serendipia

La creatividad es una forma de vida, una actitud. Os presentamos un gran método para generar buenas ideas, se llama serendipia. Hacer por casualidad descubrimientos afortunados e inesperados es lo que se conoce en inglés como serendipia, un concepto poco conocido todavía en España.

La historia de la humanidad está plagada de descubrimientos revolucionarios que fueron fruto de lo accidental. La aspirina, la fotografía o las vacunas son buenos ejemplos de ello. Sin embargo, no todo es azar y casualidad; estos felices hallazgos inesperados generalmente conllevan grandes dosis de esfuerzo, trabajo y dedicación de la persona creadora.

Os dejamos unos sencillos pasos para que la serendipia os visite.
1. Lo primero es tener un objetivo, el que sea. Si tenemos un objetivo, preparamos a nuestro cerebro para captar estímulos.
2. Cazar estímulos: Aquí reside la parte azarosa de todo este proceso. Estamos bombardeados por miles de estímulos que nos llegan continuamente. Tener redes que nos ayuden a captar estímulos –cualesquiera- nos ayuda a sacar más provecho a todo lo que recibimos del mundo exterior. Aumenta tu curiosidad para nutrir tus redes neuronales.
3. Aprender de los errores
4. Constancia. Necesitamos tenacidad para que el poder de lo inesperado nos encuentre.
5. ¡Acción! La serendipia no encaja dentro de algo que vas buscando, sino todo lo contrario. No sabemos exactamente qué es lo que encontraremos, seguramente algo mucho mejor de lo que buscábamos. Pero para ello, falta hacer, hacer y hacer, para que podamos crear situaciones nuevas que nos inspiren.

Fuente: Enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.